Facebook no es tu casa. Medidas ante un posible desalojo.

Imagina que un día, un desconocido te invita amablemente y sin ningún coste a utilizar su casa. Tú, sabiendo que no encontrarás semejante oportunidad, aceptas gustosamente.

Desde ese día, tratas de convertir esa casa en “Tu Casa”. Pintas las paredes de colores luminosos, compras muebles en Ikea, instalas electrodomésticos de gran eficiencia energética, llenas los armarios con tus pertenencias e impregnas cada rincón de esa casa de tus recuerdos y vivencias.

Pero un día, al llegar a casa, el desconocido ha cambiado la cerradura y te dice que ya no puedes pasar. Tal vez argumente que no le gustan los amigos a los que has invitado a su casa (porque recuerda que es su casa, no la tuya), o que los cuadros que has colgado son demasiado eróticos. Quizá no le gustó cómo entregaste los regalos de la última navidad, o posiblemente haya escuchado alguna conversación malsonante.

Sea como sea, la confianza que depositaste en él, te ha llevado a perderlo todo.

datos-seguros-400x286

Ésta es una situación que continuamente se repite en Facebook. Olvidamos que ese espacio no es nuestro y vertemos en él todo tipo de información en forma de imágenes, vídeos o simples palabras, pensando que están a buen recaudo. No obstante, debes saber que todo lo que cuelgas en Facebook es susceptible de ser perdido.

Para superar del mejor modo un posible desalojo de la red azul, existen una serie de medidas que no debe descuidar:

  • Realiza copias de seguridad con frecuencia. Es una opción de Facebook que podemos encontrar en la Configuración de la cuenta.
  •  Guarda en tu equipo una copia de todas las imágenes que compartas en Facebook.
  • Tal vez tus amigos suban fotos u otros contenidos que te gustaría conservar. Descárgalo y guárdalo en tu equipo.
  • Crea una base de datos de todos los amigos o fans que tienes en Facebook. Si eres una empresa esto es muy importante, pues podrías perder una gran cantidad de contactos de clientes potenciales.
  • Invierte en la creación de un sitio web, porque tu página web sí es “Tu Casa”. A través de ella podrás difundir tus servicios, productos o compartir contenido sin ninguna de las restricciones que marca Facebook.
  • Crea un documento con aquellas conversaciones que puedas necesitar en el futuro.
  • Crea un listado de todas las “Páginas” que de te gustan por si necesitases consultarlo en el futuro.

En definitiva, procura tener una copia de todo aquello que publiques en Facebook y quieras conservar.

En esta ocasión hablamos de la red social, pero son medidas generales que deberías tener en cuenta siempre que subas información a la nube.

Y tú, ¿llevas a cabo alguna de estas medidas? ¿Cuál es tu plan B en caso de desalojo?

No Comments

Post a Comment